Corrientes: afirman que hay más tumbas “señaladas” para excavar

Aunque un gran hermetismo rodea a la causa, La República pudo saber que en el cementerio de Laguna Brava existe al menos un tercer nicho “sospechoso”. Fuentes extraoficiales estimaron que los análisis en los cuerpos extraídos de allí tardarían entre 2 y 3 meses. Existe una tercera tumba “señalada” como sospechosa de tener cuerpos no identificados en el cementerio de Laguna Brava, confirmaron ante La República ayer, fuentes de la Justicia Federal. El martes, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) abrió dos nichos y extrajo sendos NN de ese predio, a los cuales se les realizará estudios de ADN para intentar comprobar compatibilidad con familiares de desaparecidos durante la última dictadura militar. Todos estos trabajos están enmarcados en una investigación de la Justicia Federal, la cual es tratada con sumo hermetismo por sus protagonistas, por lo cual hay muy pocos detalles disponibles. Este medio pudo corroborar sin embargo que las excavaciones en la ciudad podrían continuar. Según fuentes extraoficiales que participaron de las excavaciones, los antropólogos del EAAF estiman que obtener resultados de los análisis que se le realizarán a los dos cadáveres exhumados del Laguna Brava demorará entre 2 y 3 meses. De allí en adelante se podrían concretar nuevas excavaciones en ese cementerio como en otros puntos de la ciudad. Sin embargo, la única información confirmada por el momento es la existencia de una tercera tumba “señalada” en el cementerio Laguna Brava. El secretario de Derechos Humanos del Juzgado Federal de Corrientes, José Javier Otazo, se lo confirmó a La República. Esta tumba “señalada” no es otra cosa que un nicho no identificado, que según tareas investigativas preliminares podrían contener cuerpos de desaparecidos. “Tumbas sospechosas”, también las llaman allegados a la investigación. Otazo estuvo entre las autoridades que acompañaron el trabajo del EAAF el martes, donde también se encontraba el fiscal Flavio Ferrini, peritos de la Policía Científica de Gendarmería y personal de Defunciones y Cementerios de la Municipalidad. Cuidadosos “Novedades por el momento no habrá, porque el trabajo de los forenses lleva su tiempo y porque no queremos generar falsas expectativas. Hay que ser muy cuidadoso porque una investigación así genera muchas cosas”, aseguró Otazo en su diálogo con La República. Aunque reconoció que “posiblemente la investigación” en el cementerio de Laguna Brava “esté relacionada a otras causas significativas sobre desaparecidos que existen en Corrientes”. “Todo está de alguna manera conectado si hablamos de lo que pasó en aquellos años”, dijo en referencia a la última dictadura militar. Y finalmente confirmó la existencia de una tercera tumba “señalada”. “Es cierto, pero se decidió no excavar allí porque primero se quiere avanzar más en la investigación”, aseguró el doctor Otazo a este medio.

Fuente: La República de Córdoba