Excavaciones arqueológicas en la zona de Olavarría

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y del CONICET  efectuó trabajos arqueológicos en el predio de la empresa Cementos Avellaneda S.A.  de Olavarria  durante la primera quincena de febrero de 2010.

Como parte de las tareas de investigación que se están realizando en las Sierras de Olavarría, los Dres. Pablo Messineo y Cristian Kaufmann llevaron a cabo excavaciones en el sitio arqueológico denominado El Puente, localizado sobre la margen izquierda del arroyo San Jacinto.

Las tareas efectuadas en dicho sitio consistieron en la excavación minuciosa de un sector del mismo (8 m2), que correspondería sólo a una mínima parte del sitio arqueológico, el cual presentaría mayores dimensiones. Entre los hallazgos más importantes se destacan los restos de diversos animales, principalmente guanaco (una especie que hoy no se encuentra en la zona), venado de las pampas y ñandú artefactos de piedra como puntas de proyectil, herramientas para raspar cueros y percutores, fragmentos de cerámica, pigmentos minerales y materiales pertenecientes a momentos históricos.

A través de la excavación se pudo constatar que este sitio es multicomponente, es decir, que el mismo habría sido ocupado en diferentes momentos a lo largo del tiempo por parte de los grupos indígenas. Aunque todavía no se conoce la cronología precisa de los eventos, algunos indicios, como la presencia de cerámica, indicarían que parte de las ocupaciones corresponden al Holoceno tardío (entre 3500 y 500 años antes del presente) mientras que otros materiales como gress y restos óseos de vaca corresponden a momentos históricos. Asimismo, es probable la presencia de ocupaciones de mayor antigüedad (anteriores a 3500 años) debido a la posición estratigráfica de los hallazgos, aunque estas hipótesis tendrán que ser corroboradas con dataciones de carbono 14.

En el 2005 se efectuó un rescate arqueológico en el sitio Calera, localizado a unos 500 metros del sitio El Puente. Calera posee diferentes eventos de ocupación entre 3400 y 1700 años antes del presente y en el mismo se hallaron una gran cantidad de especies de animales, artefactos líticos y cerámica. Los estudios efectuados hasta el momento indican que Calera funcionó como un lugar donde se llevaron a cabo tareas relacionadas con eventos rituales y agregación de bandas.

Los trabajos llevados a cabo hasta el presente indican que el sitio El Puente funcionó de manera diferente al sitio Calera y que en el mismo se habrían llevaron a cabo actividades cotidianas de los grupos indígenas, relacionadas con la confección de artefactos de piedra y el procesamiento de animales.

El área de Sierras Bayas constituyó un lugar que fue de gran importancia para los indígenas que habitaron la región pampeana porque en las mismas afloran fuentes de rocas y minerales necesarias para la confección de sus herramientas y pinturas. Estas rocas sólo se encuentran en los sistemas de sierras de Tandilia y Ventania, por lo cual los indígenas tenían que trasladarse a estos lugares para abastecerse de este recurso crítico. Las investigaciones desarrolladas en estos sitios posibilitarán entender diferentes aspectos de la forma de vida de las sociedades indígenas que habitaron esta región en momentos previos a la conquista española y ampliar la información existente sobre estas sociedades.

Fuente: Prensa, UNICEN.

Ampliación de Telam. Domingo de 14 de Marzo de 2010

Antes de la colonización española la región estaba habitada por los pampas u otros subgrupos, como los querandíes, con quienes los primeros contactos fueron pacíficos pero luego se tornaron hostiles, lo que obligó a evacuar en 1541 Santa María del Buen Ayre, que había fundado Pedro de Mendoza.

En 1580 Juan de Garay la volvió a fundar como Santísima Trinidad y Puerto Santa María de los Buenos Aires. Las granjas se extendieron y con la creación del Virreinato del Río de la Plata (fines del siglo XVIII) la actividad rural cobró mayor peso económico y político.

Hubo un intento jesuita de sumar a los aborígenes a la cultura europea y un límite natural, el río Salado entre los nuevos pobladores y los aborígenes, que a partir de 1879 fueron casi totalmente exterminados durante la Conquista del Desierto de Julio A. Roca.

Las investigaciones desarrolladas en estos sitios posibilitarán entender diferentes aspectos de la forma de vida de las sociedades indígenas que habitaron esta región en momentos previos a la conquista española y ampliar la información existente sobre estas sociedades, señaló la Universidad del Centro.

Las tareas fueron realizadas con apoyo de Cementos Avellaneda, por medio de la colaboración de José María Canaliccio y Carlos Ugalde, del Conicet y de la Facultad de Ciencias Sociales, indicó la Unicen. En las tareas de campo participaron las doctoras Paula Barros y Agustina Massigoge, los licenciados María Clara µlvarez, Gustavo Flensborg, Pablo Bayala, Manuel Carrera y Daniel Rafuse y los alumnos Juan Pablo Pérez, Nahuel Scheifler y Fabián De Haro.
Ver también: NOTICIASMDQ   UNICEN    TANDIL  DIARIO   EL ARGENTINO  NOTIFE   LA VOZ DE TANDIL   ABC HOY   EL DIA   LA CAPITAL   LU32